El Blog

 
 

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Últimos comentarios

Categorías

La próxima vez habla menos y pon una foto más grande

Por RBA - 2 de Marzo, 2008, 11:07, Categoría: General

Ayer sábado llevé a la familia a ver ni más ni menos que Disney on Ice, Princess Wishes. "Disney on Ice" viene funcionando desde hace mucho tiempo, aunque este montaje (Princess Wishes) es relativamente nuevo. Por si no se nota, en casa, aparte de mi persona, hay tres crías: una de dos años, otra de cinco y otra con la que me casé hace 10 años :-)

Por supuesto, me considero una autoridad en temas de princesitas Disney (es lo que toca), y el evento no es sino uno más de tantos. Para el que estas cosas no le disgusten, está bastante bien, con un buen repaso a varias de las películas y caracteres esperados: Aladino y Jasmine, Blancanieves, La Bella y la Bestia, La Sirenita Ariel, La Bella Durmiente , Mulan y Cenicienta. Al final, cuando aparecen todas las princesas, mi hija de 5 años estaba pegando unos botes de alegría en la silla que no sé cómo no la rompió. ¡Qué animal! Pero oye, con eso sobra para saber que mereció la pena.

Y bueno, aunque si por mí fuese, habría preferido ir a un concierto de Aerosmith, no se puede negar que la Sirenita está como un tren :-)

Lo que quería era aprovechar para, una vez más, quitarme el sombrero ante el Imperio Disney, que desde finales de los 80, ha despegado de una manera impresionante. Aunque la empresa es duramente criticada por sus políticas de copyright, no se puede negar que Walt Disney es un personaje del que se puede aprender, y mucho.

Yo no me canso de maravillarme de ver cómo una película como Blancanieves, creada en 1937, se esté vendiendo hoy como churros (solo en este momento docenas de críos la están viendo) y que el vestido de su protagonista sea uno de los disfraces más vendidos en el 2007, 70 años más tarde (y posiblemente el año anterior y éste mismo, y el siguiente). Estamos ante una maestría del marketing y merchandising de la que ni el mismo George Lucas puede presumir. Cierto que estos éxitos de hoy no son producidos directamente por el hombre que inició este imperio, y Disney ha tenido algunos momentos poco afortunados a lo largo de toda su historia, pero los genios que consiguen crear algo tan capaz de perdurar tantos años después, desde luego no abundan.

Una - de tantas - anécdota curiosa de Walt Disney (que ostenta el récord en número de Oscars ganados: 26) es la estrategia que siguió para obtener los terrenos donde hoy está Disney World.

Walt era ya un multimillonario archiconocido, y el parque de Disneyland en Anaheim (California, cerca de Los Angeles) llevaba ya varios años funcionando. Walt quería construir otro parque, mucho más grande y ambicioso al otro lado de los EEUU en Florida. El problema que tenía es que cuando por fín dió con los terrenos adecuados (perfectos según sus palabras), dichos terrenos pertenecían a múltiples propietarios diferentes. Dichos terrenos no eran muy costosos, ya que estaban bastante retirados de áreas comerciales o residenciales (una de las cosas que Walt buscaba con ansiedad: distanciamiento de dichas áreas) y eran casi semipantanosos. En situaciones normales (y que venga Disney a comprarte los terrenitos para montar un macro parque de atracciones, no tiene nada de normal) los propietarios estarían casi contentos de poder deshacerse de esos terrenos.

Walt sin embargo sabía que si negociaba la compra de cada terreno uno por uno, en el primer intento saltaría la alarma de que estaba tramando montar ahí otro parque y el resto de propietarios subirían sus precios desmesuradamente. Incluso si entraba a negociar con todos a la vez, no podría escapar de la especulación y el oportunismo que los propietarios de los terrenos iban a ejercer conociendo al comprador y aventurando sus planes.

Total que lo que hizo Disney fué entrar en negociaciones completamente separadas con cada propietario, y cada negociación fué llevada a cabo por docenas de empresas simuladas, sin implicar de ninguna manera a Disney. Los nombres de algunas de estas empresa simuladas eran curiosos: Retlaw (al revés se lee Walter), o MT Lott (que en inglés suena a "empty lot" o "parcela vacía")

Al gestionarlo de esta manera, Walt pudo adquirir todos los terrenos que necesitaba a precio de mecado, y la construcción de Disney World empezó. Para esbozar esta estrategia no hace falta ser un genio, pero afinar los detalles, preservar la confidencialidad, mantenerse en la legalidad, ejecutarla y que te salga redonda (consideremos que estamos hablando de docenas de negociaciones, compras, ajustes, permisos, etc), eso sí es genial.

Walt, por cierto, nunca llegaría a ver Disney World terminado.

En fín, disculpad el ladrillo pero es una historia curiosa y que quería contar desde hace tiempo, y el evento al que fuimos ayer ha venido al pelo para introducirla :-)

Permalink | 5 Comentarios | Referencias (0)

Comentarios

Luis | 2 de Marzo, 2008, 14:13 | (Contacto, Página)
En la facultad un profesor juraba que Walt Disney recibio un gran apoyo gubernamental como herramienta "educativa" durante la guerra fría. De hecho, nos soltó mucha documentación y ejemplos al respecto sobre mensajería subliminal introducida en sus personajes. Parece ser que hay bastante publicado al respecto.
No entro en si esto es verdad o mentira. Personalmente, no entré a estudiar el tema para formarme un juicio propio.

Si esta teoría (seudo-conspirativa) es cierta, tal vez vemos la manaza interventora del Estado (una vez más) tras un desarrollo empresarial.

Un saludo Rogelio!!

Francis | 2 de Marzo, 2008, 18:45 | (Contacto, Página)
Cómo me aburre cuando se admira a la gente sólo por su "capacidad" para los negocios. Es algo muy importante, pero parece que fuese el único valor actual.
El tipo creó contenido para niños. Y la verdad que es bastante idiotizante. Siendo padre, eso debería importarte más que sus habilidades mercantiles.
Ah, y está muy bien expuesto algo muy básico del capitalismo. "Especulación y oportunismo" se le llama cuando lo ejerce el que vende. "Astucia comercial" cuando lo ejerce el que compra :D.

Saludos.

Francis | 2 de Marzo, 2008, 18:48 | (Contacto, Página)
Y me corrijo. Más que idiotizante, a veces perverso y baja línea. Hay capítulos donde Mickey pelea contra los nazis. Más lavaculos del gobierno, imposible. Jugar con la mente de los chicos con mensajes militares (aunque sea con un supuesto mensaje "correcto"), es una atrocidad...

RBA | 2 de Marzo, 2008, 21:26 | (Contacto, Página)
Francis, gracias por tu comentario. Tres cosas.

La primera - uno puede admirar a alguien por algo, sin que eso signifique que lo admires por todo. De hecho, suele ser la norma ¿no?

Otra, sobre el efecto idiotizante, sin entrar en detalles, no es algo que me preocupe porque mi mujer piensa igual que tú, mientras que yo soy más de la idea de que solo se es niño una vez y no voy a decirles a los 4 años que los reyes son los padres o que Cenicienta es solo un cuento. Peor me parece el esfuerzo que ponen algunos padres en "crear" niños que son autenticos robots. Otra cosa es cuando la afición o fantasía se convierte en algo crónico o enfermizo, pero eso pasa a todos los niveles. En cualquier caso, creo que en mi casa la cosa anda bastante balanceada, lo cual posiblemente sea lo mejor :-) A mi me parece estupendo que mi hija quiera disfrazarse de Bella Durmiente y jugar un rato en ese plan. Ahora, si se pone el disfraz y luego no quiere quitarselo ni para dormir, entonces tendriamos un problema.

Y sobre el tema nazis, vamos a ver. Yo crecí en un mundo de vaqueros e indios, donde los primeros son buenos buenísimos y los segundos son malos malísimos. No solo eso. En el colegio me "enseñaron" que Colón, Pizarro y demás conquistadores eran personas que fueron a America a hacerles un favor a los "salvajes". Recuerdo de hecho una cita en un libro de historia que decía que "el descubrimiento de America es el segundo evento histórico más importante, tras el nacimiento de Jesucristo". ¡Toma tela!

Y sin embargo eso no ha impedido que conforme creciese entendiese que los vaqueros no eran tan buenos, los indios no eran tan malos, y los conquistadores hicieron algunas cosas más aparte de "enseñar a esos pobres ignorantes", como por ejemplo, ventilarse civilizaciones enteras, y no solo a base de "la palabra" precisamente.

Leo Borj | 4 de Marzo, 2008, 0:40 | (Contacto, Página)
Gracias por la reseña. Yo tengo otro par de chiquitines y las navidades pasadas estuvimos en el espectáculo de Winie the Poo, les entusiasmó. Para el patinaje ya no me quedaba presupuesto, pero a la vista del reparto, habrá que ir! Por cierto, se "monetiza" mucho más atrayendo a la familia a los espectáculos en vivo y parques, que demonizándolas si no compran sus películas, es más, Mattel, que en un principio no hacía películas, solamente juguetes y anuncios de sus juguetes terminó haciendo películas (me refiero a las series Barbie) al contrario que Disney, que comenzó con las pelis y continuó con los juguetes. Curiosa convergencia de estrategias.

Holiday Inn San Diego-On The Bay | 2 de Julio, 2009, 22:53 | (Contacto, Página)
Gracias por el blog, esto definitivamente estuvo de lo mejor en especial la sirenita... disney es de lo mejor, gracias y exitos...

Blog alojado en ZoomBlog.com