El Blog

 
 

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Últimos comentarios

Categorías

14 de Abril, 2006

Si tienes sed, ¿qué hay de malo en beber agua?

Por RBA - 14 de Abril, 2006, 11:17, Categoría: General


Hoy fué un día movidito. Tenía que llevar a la familia a Santa Cruz, y luego desde allí, a San Francisco, y tras un par de horas allí, volver a casa. En total, y sobre esas horas, unas dos horas de coche.

Antes de echarnos a la autopista, paramos en un Costco (lo más parecido al Costco en España sería un "Carrefour al por mayor") a comprar unas cosillas. En el trayecto hacia el Costco, mi hija de 3 años me pedía que le pusiese una película en "la tele" (se entiende que llevo un coche con un DVD player). Pero resulta que no teníamos ningún DVD en el coche en ese momento, estando ya en camino y sin ganas yo de volver a casa a coger alguno.

Y yo, ahí en el Costco, pues tenía dos opciones. Una, pasar de la niña y que se entretenga con otra cosa, que sabe hacerlo y tampoco pasa nada, o darle una alegría y comprarle ahí mismo en el Costoco algún DVD de Mickey o de las princesitas de Disney o algo del estilo.

Y ya sabeis lo que hice. Le compré un DVD de Mickey Mouse por $8.99 y uno de Barbie Faritytopia por $9.99. Y como le obligué a ponerse los cascos, yo pude hacer el viajecito escuchando la radio (dial al 107.7, no escucho otra emisora cuando ando por el Valley) y cada uno disfrutando de lo suyo.

Y para los que me tachen de "padre consentido", conste que no se lo compré como respuesta a una pataleta, sino para darle una sorpresa y alegrarle la tarde. Y vaya que si se rió con el Mickey - que además es curioso porque oyes carcajadas y no sabes por qué :-)

¿Por qué narices cuento ésto? Porque si hubiese sido uno de esos que ha jurado y perjurado no comprar un CD/DVD más en su vida, pues no habría pasado nada del otro mundo, pero yo no habría podido darle el gustazo a la cría, ni habría podido escuchar la radio a gusto, etc.

Algo con una sintonía parecida me ocurrió hace ya un año cuando quise tener la colección de Cosmos (la conocida serie del difunto Carl Sagan). Tenía dos opciones: bajarmela del eMule en una semanita y con una calidad cuestionable, intentar pillarla vía bitTorrent en formato DVD en otra buena tanda, quemar los DVDs, etc. y que quedasen apilados en una montaña de DVDs mal etiquetados, o sencillamente gastarme menos de lo que me cuesta llenar el coche de gasolina y tenerla todita entera, en su caja y sus florituras, sin esforzarme un pimiento. Y me la compré.

No, no voy a ser yo quien defienda a la SGAE, la RIAA ni nada de eso. Son organizaciones que reniegan de lo que se les ha echado encima - y lo que queda por echarseles. Pero decir "no compro un DVD más en mi vida" es como decir "no compraré jamás en el 7-11 o en la tienda de una gasolinera porque me venden todo mucho más caro que en el Mercadona". La conveniencia tiene un precio, y no es de idiotas el hacer uso de ella cuando a nosotros, los clientes, nos interesa aprovecharla.

Imagino que tardaré un buen tiempo en volver a comprarle un DVD a mi hija, pero si un día la situación se presenta (esa que he contado o cualquier otra), no voy a traumatizarme pensando que me gasto 8 dólares en algo que podría bajarme gratis de la red, o que con mi compra expreso apoyo a unos indeseables, etc. Si comprando el DVD se obtiene un beneficio que no se puede obtener si se dedica uno a esperar a llegar a casa, buscarlo, bajarlo, quemarlo, etc. ¿por qué tendría uno que fastidiarse?

Lo mismo de siempre

Por RBA - 14 de Abril, 2006, 2:54, Categoría: Silicon Valley

Ya instalado de nuevo en el Silicon Valley, empiezo a mover el esqueleto por los lugares donde vea que se reune gente interesante.

El primero - en realidad el segundo, pero del primero no he blogueado todavía - fué una de las reuniones que organiza IBDNetwork, más conocida por sus sesiones "Under the radar". La de ayer, en Menlo Park, se titulaba "What Web 2.0 Means for the Enterprise", o lo que es lo mismo, "Qué significa Web 2.0 para las empresas".

EL foco era principalmente, como uno puede deducir del título, si todo este rollo de la, ejem, "web 2.0" tiene alguna relevancia en el mundo empresarial. Ojo, no se trataba de debatir si las empresas deben o no de prestarle atención a los consumidores/usuarios que usen servicios, ejem, web 2.0, sino, si del mismo modo que existen actualmente incontables proyectos desafortunadamente etiquetados todos ellos con el "2.0" y dirigidos al mercado de consumo (usuarios finales), si existe también un mercado, ejem, web 2.0, para el consumo empresarial.

No es por tanto sorprendente que en vez de tener ponentes de Google o Yahoo, los hubiese de SAP, Adobe o Zimbra.

El evento estaba "sold out" o "no hay entradas", pero yo apenas contaba unas 50 personas en la sala. No había bloggers, no habían portátiles, aunque sí se veian aparatejos portátiles salir de las chaquetas de algunos de los asistentes. ¿Chaquetas en el Silicon Valley? Parece que algunas cosas van cambiando por aquí. Eso sí, corbatas creo que no ví ninguna. Servidor era el único que osó aparecer en camiseta, y amarilla para más INRI :-)

Bueno, menos cotilleo y al grano. De las notas que tomé durante la reunión, comparto las que creo son más significativas. Me dejo de hecho las dos que considero más inteligentes porque de esas hablaré otro día.

  • Hacen falta herramientas que ayuden a suavizar la carga de emails que recibe la gente. Esto contradice a aquellos que predican el fín del email y es tema de por sí para un artículo entero. Es curioso observar además que en la sala, nadie piensa que el email tiene los días contados. Sencillamente, y esta es una observación mía, que antes usábamos el email hasta para jugar al ajedrez online, y ahora podemos jugar al ajedrez sin necesidad de tocar el email, pero como herramienta, sigue siendo el número 1. Y que venga aquí ahora cualquiera de los que se han dedicado a predecir el fín del email y que lo discuta, que nos lo vamos a pasar bien.

  • Las aplicaciones actuales tipo Photoshop basadas en web no tienen ninguna posibilidad de triunfar hoy, porque la web sencillamente no está preparada, por mucho AJAX y Flash que queramos meterle. Ahora, un Photoshop basado en web - con el mismo conjunto de posibilidades que hoy ofrece Photoshop - sería increíble. Y eso lo decía Todd Burke, manager de soluciones empresariales de Adobe, que imagino que del tema sabe mucho.

  • APIs, APIs, APIs. Del mismo modo que los servicios al consumidor/usuario tienden a ofrecer APIs para su interacción, las herramientas "de empresa" necesitan ofrecer algo parecido. Ahora, cuidado con las implicaciones legales (comento esto en un momento).

  • El mundo se está moviendo del escritorio a dispositivos móviles. No lo olvides.

  • Asia no tiene tantas dependencias con tecnologías anteriores, por lo que aplican las nuevas tecnologías mucho más rápido que en USA o incluso Europa. ¡Observa lo que hacen!

  • ¿The next big thing? Aquello que consiga aplicar la publicidad de forma exitosa a un entorno fuera de las búsquedas. Osea, Google se tropezó con una mina de oro al aplicar la publicidad a las búsquedas. Era el sitio donde la publicidad tenía más sentido. Encuentra otro sitio donde tenga tanto o más sentido, y te habrás tropezado con otra mina de oro.

  • El entorno visual no importa. Las letras grandes, los encabezados redondeados, etc. son pijadas, modas del momento que no definen nada. No tiene sentido redefinir visualmente una herramienta que hoy funciona para hacerla más "web 2.0" salvo que quieras que te cataloguen dentro de ese ya gigantesco y confuso grupo.

  • Al entorno empresarial no le interesan las florituras sino la efectividad, seguridad, etc. Justo lo contrario de lo que observamos en las empresitas que aparecen en TechCrunch, que si no salen en beta, no saben salir.

  • Las empresitas Web 2.0 están descuidando demasiado las implicaciones legales. Es su pecado pero en el mundo empresarial, esos descuidos no se perdonan. La idea más guay, colaborativa y abierta puede acabar destrozandote legalmente si no te cubres bien las espaldas.

  • Modelos de negocio: De la licencia a la suscripción. De la esponsorización al "revenue sharing" (compartir beneficios). ¿Publicidad? No mucha.

    Eso último también contradice las tendencias actuales, donde parece que la gente solo sabe ganar dinero hoy con un adSense bajo el brazo.

  • Llegar a las empresas "100 Fortune" es complicado y muy caro para una startup. Si empiezas, hazlo ofreciendo valor a las PYMES.

Y llegado a este punto uno dirá ¿y qué narices tiene todo eso que ver con el web 2.0? Pues quitando quizás los comentarios sobre modelos de negocios, y algún que otro detalle, nada. Es, como se suele decir "lo mismo de siempre". Bueno, al menos así piensan estas cabezas del Silicon Valley. Se puede discrepar.

Blog alojado en ZoomBlog.com