El Blog

 
 

Calendario

<<   Octubre 2005  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Últimos comentarios

Categorías

12 de Octubre, 2005

Si no hay millones por medio, no importa

Por RBA. - 12 de Octubre, 2005, 8:58, Categoría: General

Los blogosferos a veces me dejan perplejo.

La semana pasada muchos babeaban de manera incontrolable tras la compra de Weblogs Inc. (osea, 80 blogs y un centenar de blogueros) por parte de AOL y lo sacaban a relucir casi como un acontecimiento histórico.

Y ayer saca Yahoo su "buscador de blogs" y se limitan a darlo como noticia - si es que lo hacen - y se entretienen en compararlo con la reciente salida del otro buscador de blogs, el de Google - ejercicio que está de moda - o de si les gusta más o menos, o si los resultados son más o menos bonitos.

Y digo que los blogueros me dejan perplejo porque me parece que se pierden la mitad del pastel.

Para el que no lo sepa ya, el "buscador de blogs" de Yahoo no es una paginita donde uno va si le dá la gana a buscar cositas en los blogs, no. Lo han integrado en el buscador de noticias de Yahoo, que dicho sea de paso, es tan bueno como el mejor.

Es decir, cuando ahora un don nadie vá al buscador de noticias de Yahoo y realiza una búsqueda, junto con los titulares del New York Times, el USA Today o la CNN, a la derecha aparecen los resultados de buscar esos términos en los blogs. No solo eso sino que también incluyen resultados obtenidos de buscar en fotos, vídeos, audio, etc.

¿Por qué debería ser eso más digno de celebrar que lo de AOL? Pues está clarísimo. La compra de Weblogs Inc. por parte de AOL, aparte de generar unos titulares muy bonitos o de reflejar esa idea tan atractiva de "una empresota se ha fijado en los blogs" como si fuese la primera vez que ocurre algo así (recordemos lo que ya pasó con Blogger, Bloglines y otros), desde mi punto de vista no aporta nada.

Sin embargo, Yahoo, con su "buscador de blogs" (y notemos que lo he puesto siempre entre comillas), lo que ha hecho es poner a un nivel muy parecido las noticias de fuentes tradicionales a la par con los blogs. Ha elevado los blogs a un nivel donde nadie los había elevado hasta ahora. Por supuesto que se puede mejorar, que hay cosas que gustarán más o menos, pero desde mi punto de vista, eso son detallitos. La salsa de la noticia es otra.

El buscador de blogs de Google es muy bonito, muy rápido, consulta muchas fuentes, lo hace desde hace X meses, y muy todo lo que uno quiera decir. Lo mismo para otros buscadores como Technorati, PubSub y demás familia. Pero mi hermano, mi sobrino o mi mujer no se van a pasar por ahí ni de casualidad. Ahora, ¿cuánta gente que no sabe ni lo que es un blog se pasa a diario por el buscador de noticias de Yahoo? ¡La tira!

Yahoo ya lo hizo redondo cuando permitió que hasta el perro de la vecina pudiese añadir contenido sindicado en la página de My Yahoo. No estaba llevando la blogosfera a las masas, pero sí contenido ssindicados (RSS), que aunque no es lo mismo, sí incluye una buena parte de fuentes que son sencillamente blogs. Y algo parecido hizo Google con su barrita de herramientas.

Pero decir "no voy a lanzar un buscador de blogs sino que voy a incrustar los resultados en el buscador de noticias" para al que le gusta dar saltos de alegría por cosas de estas, eso sí debería ser un notición. Y sin embargo, lo único que parece que saben decir es que "en esto es mejor que el buscador X, en aquello lo hace peor, etc"... En fín. Desde mi modesta opinión, un premio a quien haya observado esto como algo más digno de noticia que lo de AOL y Weblogs Inc. y un suspenso redondo a quien no lo haya hecho.

¿Igual si hubiesen comprado a Technorati en lugar de hacer esto, sí lo celebrarían?

La sala de los espejos

Por RBA. - 12 de Octubre, 2005, 8:08, Categoría: General

Existe en el mundo - no estoy seguro si solo en el virtual, el real, o ambos - una especie de gran sala. Es una sala muy particular. No sabría decir si es una sala de estar, de reuniones, una sala de baile, una especie de bar... Tampoco importa. Lo que sí es, es una sala enorme. Es por cierto, una sala dentro de un gigantesco edificio que aloja muchas otras salas.

Dicha sala está repleta de artefactos, juguetes y herramientas generalmente sofisticadas. Alguien podría decir "a la última". Esto provoca que mucha gente, cuando entra a la sala, por momentos se olvide de todo lo que dejó fuera de la sala mientras prueba y se deleita con todos estos artefactos.

En algunos casos, dichos artefactos son para puro entretenimiento. No contribuyen ni aportan nada excepto el proporcionar un rato entretenido y agradable. En otros, se trata de herramientas que mejoran determinadas tareas o necesidades para las que a veces ya existían herramientas pero quizás no tan sofisticadas o fáciles de usar.

Hay gente que no conoce la existencia de esta sala. Algunos es posible que nunca siquiera oigan hablar de ella. Y de otros que sí oyeron hablar de ella en algún momento, algunos deciden entrar a echarle un vistazo.

Es normal que la primera visita no deje impresionado, aunque igual de normal es que de repente, te quedes prendido de todo lo que en ella ves - va con la persona, es obvio. Algunos empiezan a toquetearlo todo, otros se dedican a observar. Y por supuesto, hay quien tras su primera, segunda o quinta visita, acaba pasando en ella más tiempo del que saludablemente debería pasar.

Una de las cosas más curiosas de esta sala no es ya el repertorio de artefactos que en ella se encuentran, o las personas que se dedican a utilizarlos, sino los enormes ventanales que tiene. De hecho, la sala apenas tiene paredes, ya que éstas están ocupadas por estos enormes ventanales. Y lo curioso no son los ventanales en sí, sino que estos ventanales en lugar de cristales trasparentes, lo que tiene son espejos, pero no espejos cualquiera, sino este tipo de espejos donde los que están fuera de la sala pueden ver lo que pasa dentro como si de un cristal transparente se tratase, y los que están dentro solo se ven a ellos mismos y lo que ocurre en la sala, pero no lo que ocurre fuera de ella, al menos mientras estén dentro, claro.

El propio ambiente de la sala, ayudado por estos espejos hace que además se convierta en un lugar ideal que incite a visitarla, aparte de por los artefactos, para ver o ser visto.

Como estos espejos permiten ver desde fuera de la sala, ayudan también a que los que nunca han entrado puedan echarle un vistazo sin necesidad de entrar en ella. Por otro lado, aquellos que pasan dentro de la sala demasiado tiempo, se acostumbran a ver más lo que ocurre dentro de la misma que fuera de ella.

Esto último no le ocurre a todo el mundo, ya que no todo el mundo "abusa" de su estancia en la sala, y de hecho, mucha gente acude a la sala para hacer cosas muy concretas que sencillamente no pueden hacer fuera de ella.

Pero sí es cierto que hay demasiada gente que se ha acostumbrado a casi vivir dependiente de estos artefactos y del ambiente de la sala, y casi que no entiende cómo se podría vivir sin ellos, o sin visitar la sala casi a diario. Y conforme utilizan estos artefactos y conversan con otros "habitantes" de la sala, miran a su alrededor y se dan la razón, ya que la realidad que observan es la misma que ellos mismos han cultivado dentro de la sala. Y cuando atisban hacia el mundo exterior, miran a los ventanales, se tropiezan con los espejos, y vuelven a darse la razón.

Estas mismas personas, cuando por fin abandonan la sala - temporalmente, claro - en muchas ocasiones le hablan a otros de la misma. Los otros a veces como que no les entienden muy bien, pero siempre hay quien decide asomarse. Y todo lo dicho hasta ahora, se repite.

Debido a esta especie de divulgación, la sala cada vez va acogiendo a más gente, hasta el punto que la clientela es lo suficientemente numerosa para que algunos - unos pocos - hayan conseguido que sus labores en la sala les ayuden a ganarse la vida. En otras palabras, trabajan en la sala y principalmente para la clientela de la sala.

No solo eso sino que algunas empresas preponderantes que ya han oído hablar de la sala pero hasta ahora la han visto con despreocupación al considerarla como "el local de moda de unos cuantos" y poco más, empiezan a tener, no ya curiosidad sino interés - no ya porque les atraiga lo que hay en la sala, sino por la cantidad de gente que empieza a habitarla constantemente. Y empiezan a observar, desde fuera. Y algunas meten a alguno de los suyos, a veces con éxito, a veces con menos éxito.

Todas estas aventuras ocurren dentro de la sala. Los espejos consiguen además que cualquier suceso quede amplificado para los habitantes de la sala. Cuando alguien trae a la sala algo bueno/interesante/atractivo, lo ven como algo estupendo, lo celebran entre todos - o al menos, entre aquellos que se entretienen en mirar alrededor de la sala y en los espejos. Y cuando alguien trae algo que les disgusta, lo critican con toda su alma. Y cuando miran alrededor en uno de estos momentos, muchos lo ven como "la gran realidad". A fin de cuentas, todo lo que ven a su alrededor es... la sala, sus habitantes, sus artefactos, y los espejos. ¿Cómo no va a ser realidad?

El único canal directo hacia el exterior de lo que ocurre en la sala es recibido por aquellas personas que se encuentren fuera de la misma, observando. Y siempre las hay, pero generalmente, solo observan. Salvo este canal, lo que ocurre en la sala solo consigue llegar al exterior cuando los habitantes de la sala, salen de ella, o cuando alguno de estos observantes exteriores decide hacer eco de lo sucedido: "en la sala ha ocurrido tal cosa".

Muchos de los habitantes de la sala no piensan en ella como una sala, y tienen la firme creencia que estan siendo testigos de algo grande, algo que va a cambiar las vidas no solo de ellos sino de todo bicho viviente. Y creen que va a ser así porque es lo que hoy ven en menor escala - en realidad lo que ven hoy es una sala, aunque los espejos dan la impresión de que no lo sea. Algunos incluso se consideran embarcados en una especie de misión donde su propia aportación ayudará a cambiar el mundo.

Pero no son los habitantes de la sala, ni la sala misma la que pueda llegar a conseguir esa meta si algún día lo consigue y deja de ser una sala.

Los únicos que pueden conseguir que la sala deje de ser tal, o en cualquier caso, que los espejos acaben rompiendose y que por tanto desaparezcan esos límites que separan la sala del resto del mundo, son esas macroempresas que ya tienen en su puño al mundo entero, habiten la sala o no. Algunas ya han empezado, pero se han limitado a adquirir parcelitas dentro de la sala y ofrecerlas a su mundo como una "subsala" o algo parecido. Así aumentarán quizás el tamaño de la sala, pero la sala no dejará de serlo por eso. Así no lo van a conseguir.

Estas empresas deberán de tomar parte en los juegos de la sala, sin duda, pero una vez hagan eso, son ellos los que deberán romper esos espejos para que así las personas a las que los juegos y artefactos de la sala les importa hoy bien poco, empiezen a visualizarla como algo que forma parte del todo, en lugar de ser algo que, por muy grande que sea, cuenta con unos límites concretos. Solo así la sala dejará de ser lo que es hoy, una sala. Los habitantes de la sala hacen bulto y si gritan bien alto, conseguirán que alguien les escuche - a ellos les toca la primera parte, pero ellos no van a cambiar el mundo. Eso, le pese a alguien o no, sigue siendo tarea de "los de siempre", y si los de siempre no lo hacen bien, la sala seguirá siendo una sala por mucho que se grite dentro de ella o por mucha gente que la visite.

Blog alojado en ZoomBlog.com