El Blog

 
 

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Últimos comentarios

Categorías

3 de Septiembre, 2005

¿Y si grito su nombre y asoma la cabeza por la ventana?

Por RBA. - 3 de Septiembre, 2005, 10:25, Categoría: Silicon Valley

Suponed que conoceis a alguien en Yahoo, Microsoft, eBay y Google y quereis hacerles una visita imprevista a su trabajo. Hablo de visitar las oficinas principales, no sucursales en otro país (donde las cosas pueden ser diferentes por muy obvias razones). Aquí os comento lo que yo tuve que pasar en cada caso. Bueno, con Microsoft no son las oficinas principales, ya que todos sabemos que estan en Redmond, pero cierto es que sus oficinas aquí en el Silicon Valley son de por sí más grandes que las de todo Google, por ejemplo.

Yahoo (hace 2 meses):
Llego al sitio, entro al aparcamiento como si tal cosa. Aparco y entro al edificio principal. Ahí una recepcionista joven y sonriente me atiende. Le digo que vengo a visitar a XYZ. Me pregunta si tengo una cita. Le digo que no pero que es amiga mía. Consulta el ordenador y le llama. XYZ no estaba en su oficina y así me lo dice la recepcionista. ¿Quieres esperar o dejarle un recado? - Tengo su teléfono móvil, ¿me dejas el teléfono para que le llame? - Sí, claro, ahí tienes un teléfono (me apunta a un teléfono en una mesita). Le llamo, me dice que está en una reunión y que sale en 10 minutos. Espero, viene, hablamos un rato y todos contentos.

eBay (hace 3-4 meses):
Llego al sitio, entro al aparcamiento como si tal cosa. Aparco y entro al edificio principal. Por ahora, igualito que con Yahoo. Me encuentro a una recepcionista joven y amable. Le digo que vengo a visitar a XYZ. Me pregunta si tengo una cita. Le digo que no pero que es amiga mía. Responde que si no tengo cita, no puede llamarle. Tengo su teléfono móvil, ¿me dejas que le llame? - Mi teléfono no puedo dejartelo ¿no tienes movil? - Pues no me lo he traido. - A ver, ¿me das su número de teléfono móvil? Se lo doy. Marca y me pasa el teléfono que antes me dijo que no podía usar. Le llamo. Baja en 2 minutos, hablamos un buen rato y todos contentos.

Microsoft (hace 2-3 semanas):
Llego al sitio, entro al aparcamiento como si tal cosa. Aparco y entro al edificio principal. Nada diferente a Yahoo o eBay. Me encuentro a una recepcionista joven y sonriente. Le digo que vengo a visitar a XYZ. Me pregunta si tengo una cita. Le digo que no pero que es amigo mío. Responde que si no tengo cita, no puede llamarle. Tengo su número de móvil, ¿me dejas que le llame? - Sí, claro (me apunta a un teléfono en una mesita, como en Yahoo). Le llamo, baja a los 5 minutos. Hablamos un rato y adiós.

Google (la semana pasada):
Llego al sitio. Antes de entrar al aparcamiento hay un tío debajo de una sombrilla que me para y me pide el pase. No tengo, vengo a visitar a alguien. - ¿A quien vienes a visitar? - A XYZ. - ¿Tienes una cita? Como sé ya que si le digo a este tio que no, no me va a dejar pasar le digo que sí. Me mira con cara rara. ¿Tienes una cita solo con esa persona o con más gente? Le digo que solo con esa. Me deja pasar como quien te está haciendo el mayor favor del mundo.

Entro al aparcamiento, aparco y me voy al edificio principal. Una recepcionista, también joven y sonriente me atiende. Vengo a ver a XYZ. Me pregunta lo de siempre: ¿tienes una cita? Le digo que no pero que es amiga mía. Responde que si no tengo cita, no puede llamarle. Tengo su número de móvil, ¿me dejas que le llame? - No, no puedo. - ¿Teneis por aquí algún teléfono que pueda usar? - No. (por cierto, la chica ya no sonríe). Oye, y si te doy yo su número de movil ¿te importa llamarle? - No, no puedo. Con buenas maneras le pregunto qué puedo hacer. I don't know - me responde. Insisto: tengo aquí su número de móvil, mira (saco una tarjeta de esta persona, con el logo de Google y todo). Ni se molesta en mirarla - No te puedo ayudar. (pausa) Vete fuera a algún restaurante o alguna cabina y llama desde allí. Y dicho esto, sin mediar otra palabra se pone a mirar a su monitor y pasar de mí, dejandome ahí de pié delante de ella. Me largo y me quedo sin almorzar gratis en el Googleplex de las narices. Antes de llegar a mi coche pasaron otras cosas pero mejor no lo cuento porque no forma parte del "experimento".

Por cierto, luego llamé a mi amiga y le conté lo que pasó y nos reimos un rato (aunque personalmente la cosa no es que me hiciese mucha gracia, pero hay que tener buen humor para estas cosas). A los dos días, ya con cita concertada, regresé esperando encontrarme a la misma recepcionista pero me encontré con otra... ¡que mala suerte!

A la anécdota con Google tengo que añadir otra de hace ya varios meses que fuí allí teniendo una reunión ya concertada, y cuando llegué, solo me acordaba del apellido de la persona con quien me iba a reunir pero no su nombre (a veces soy así de espabilado). La recepcionista dió con la persona por el apellido, la llamó, le dió mi nombre y que estaba esperandole, y todo bien y me dijo que ya bajaba, y ahí le pregunté a la recepcionista ¿Me puedes decir su nombre, que tampoco quiero ahora reunirme sin acordarme? ¿La respuesta? No, no puedo. - Pero si ya has visto que me estaba esperando y ya baja ¿cómo que no puedes? - No, no puedo darte ninguna información de nuestros empleados. No insistí, aunque pude sobrevivir a la reunión sin acordarme de cómo se llamaba el tipo.

¿Conclusión? Si vas a visitar a un amigo que trabaje en Google aquí en Mountain View, llévate el móvil o acuerda con él/ella la hora para poder decirle a la recepcionista de turno que tienes una cita. Cualquier otra conclusión la dejo a vuestra elección, ya que seguro que las hay muchas y variadas. Cualquier antipatía encontrada se puede excusar con un "está haciendo su trabajo" pero creo que todas las recepcionistas que encontré en cada una de las empresas lo estaban haciendo ¿no?

Blog alojado en ZoomBlog.com