El Blog

 
 

Calendario

<<   Agosto 2005  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Últimos comentarios

Categorías

27 de Agosto, 2005

¿Está usted seguro de que Google copiará mi proyecto de una lavadora con acceso a Internet?

Por RBA. - 27 de Agosto, 2005, 13:40, Categoría: General

Esta semana, el New York Times ha sacado un artículo que, entre otras cosas, comenta que Google está afectando la creación de nuevas empresas de tecnología o startups en el Silicon Valley (o en cualquier otra parte supongo) y consecuentemente afectando la salida de nuevos productos y servicios innovadores, debido a que las empresas de capital riesgo empiezan preguntando "¿Y por qué no podría Google sacar eso que tú quieres hacer?"

Vamos a ver...

  • A finales de los 90 todo valía, y las empresas de capital riesgo echaban dinero a todo aquello que acabase en .com

  • Tras el batacazo de las punto-com, las empresas de capital riesgo no invertían ni un dólar en empresas que acabasen en .com salvo que se les presentase un plan de negocios que demostrase contundentemente que iban a generar millones de dólares en beneficios.

  • ¿Y ahora nos dicen que solo van a invertir en proyectos en los que Google no pudiera estar interesado?
Vamos a ver, que esto me suena a locura. Se entiende claramente que una de las cosas que una empresa de capital riesgo mira con lupa es el panorama competitivo, el competitive landscape que le dicen. Pero yo pienso que si alguien puede afectar la salida de startups no es Google sino las cabecitas pensantes que dirigen estas empresas de capital riesgo por pensar así.

¿Acaso cren que Google piensa ofrecer todo lo que existe y todo lo que vaya a existir? ¿No ha sido Google quien ha entrado en muchas áreas, no mediante la creación in-house sino mediante la compra de empresas como Blogger, Picasa, KeyHole, Applied Semantics, Dodgeball y tantas otras? (ser adquirido por cierto puede llegar a ser muy lucrativo para los inversores iniciales). ¿Dónde estarían los Skypes o los Flickrs del mundo si los que invirtieron en esas empresas - y ejemplos hay muchos más - hubiesen pensado como ustedes?

Yo la respuesta a esa pregunta la respondo precisamente usando la filosofía de Google (bueno, no la actual sino la que tenía antes): Dedícate a una cosa, y hazla rematadamente bien. Ahora Google está diversificándose mucho y además muy rápido, y aunque muchos de sus servicios ofrecen una calidad muy muy buena, ya mismo se observan fallos en algunas de las áreas en las que ha intentado entrar, y ha fallado precisamente por caer en el error que no cometió cuando se convirtió en el destino de la mayoría de internautas para realizar búsquedas: no ser el mejor en un área en concreto.

Por ejemplo, Froggle se divisaba como una máquina que iba a colocar a los eBay, Amazon y Yahoos a un segundo plano, y el resultado - al menos por ahora - es un auténtico desastre; Google Groups 2 iba a acabar con YahooGroups, y lo cierto es que ni a nosotros en eListas nos ha afectado; Picasa/Hello no deja de ser un programa que sencillamente hoy no puede competir con Flickr e incluso es bastante más pobre que el iPhoto de Apple; y así una buena lista de ejemplos donde, pese a la gigantesca fuerza que tiene su marca, pese a poder exponer sus servicios a millones y millones de personas casi sin esfuerzo, en esas y otras áreas ha fracasado por no haberlo hecho mejor que otros.

Por tanto yo le diría a los señores que manejan esos fondos tan tremendos de capital riesgo que sigan contemplando y analizando el panorama competitivo de cuantos proyectos aterricen en sus mesas, pero que si van a rechazar proyectos básicamente "porque técnicamente Google podría sacar otro parecido", esas seran las empresas de capital riesgo que se perderán no solo la próxima empresa adquirida por alguno de los grandes, sino también el próximo Microsoft, el próximo Yahoo y el próximo Google. Curiosamente, luego se quedan tan a gusto invirtiendo 20 millones en Friendster o en Plaxo.



Y si cumples el proyecto a tiempo, me rapo al cero

Por RBA. - 27 de Agosto, 2005, 11:35, Categoría: General

 
 De antro a ésto (y mucho más)
 
Algunos sabeis que, después de dejar Netscape, trabajé para eBay durante unos dos años y medio. Si trabajar en Netscape fué una experiencia tremenda, hacer lo propio en eBay, profesionalmente me aportó muchísimo más. Entré a trabajar en eBay cuando la  empresa apenas tenía 150 empleados (si es que llegaba), en unas oficinas tremendamente cutres en San José (la capital del Silicon Valley, dicen, y con un alcalde latino por cierto), y me fuí en el 2001 cuando la empresa contaba ya con más de 3.000 empleados, presencia en varios paises, y un campus (en el mismo sitio donde estaban aquellas cutres oficinas) de varios edificios, logos flamante a las múltiples entradas a sus edificios, vigilantes por todas partes en el parking (perdón, los parkings), etc.

¿Qué pasó durante esos dos años y medio? Muchísimas cosas. Tantas que es imposible - y algunas quizás no conveniente - contarlas todas. Mi trabajo inicial consistió en coger todo el código de eBay e internacionalizarlo para que pudiesen lanzar el sitio en varios idiomas, cosa que hicimos entre dos personas en unos 4 meses y que posteriormente bien que aprovechamos cuando adquirimos iBazar. Pero eso no es importante :-)

Quizás de lo más curioso fué ver cómo la empresa pasó de ser una pura startup a un auténtico monstruo. De conocer a casi todo el mundo dentro de la empresa, a no conocer a casi nadie. De tener reuniones semanales donde nos reuníamos representantes de todos los departamentos con los VPs y Meg (CEO), a tenerlas prácticamente solo con tu equipo. De ver a una VP dar volteretas - literalmente - delante de tu equipo por haber completado un proyecto, a ver a un nuevo VP limitarse a preguntar a 40 personas el "quien soy y qué hago" sin que realmente le importe un pimiento. De que tu jefe compre (con dinero de la empresa, claro) e instale una máquina de pinball en la salita de descanso (que por cierto luego me animó a comprarme yo esta otra) o a teñirse el pelo de azul por haber completado otro proyecto a tiempo, a tener una jefa que procura gastar cuanto menos posible para quedar mejor ella con sus jefes. Y puedo seguir pero en resúmen, de pasar de ser una empresa cojonuda donde daba gusto ir a trabajar, a una empresa donde la principal motivación es el cheque que te llega a final de mes y esperar a que las acciones sigan subiendo.

Y es que, aunque en España eBay llegó cuando era ya una "empresota" y en America Latina realmente nunca llegó ya que lo hizo disimuladamente participando en MercadoLibre, entre el 2000 y el 2001 eBay era la empresa de Silicon Valley. Por aquel entonces Google era casi un desconocido, Yahoo estaba aguantando el chaparrón de la caída de la burbuja de las punto-com al igual que Amazon (que no es una empresa de aquí sino de Seattle) y en cuanto al resto de empresas de Internet,  pues estaban casi todas cayendo como moscas. Pero eBay no era solo la empresa estrella sino que su cultura era igualmente joven y alegre. No llegaba a la locura que fué Netscape (ya hablaré de eso otro día) pero definitivamente proporcionaba un entorno de trabajo divertido, agradecido y que recompensaba bien a sus empleados de muchas maneras (no solo con acciones o buenas pagas, que también lo hacía). Los comentarios que hacía antes os dan una idea. ¿O es que conoces a alguien que haya trabajado en una empresa donde un VP se ponga a dar volteretas delante de tu equipo? ¡Ah!

Con este artículo pretendo resaltar tan solo dos cosas. Una, todas las empresas que alcanzan un enorme éxito  maduran, y cuando lo hacen, esa aura mágica que tuvieron durante su ascensión, aunque no desaparezca necesariamente por completo, cambia. El que sueñe con que su empresa de Internet favorita hoy se va a comportar siempre como un quinceañero se equivoca. Aparte, es que de hacerlo, caería. Si quereis un ejemplo de empresa que nunca llegó a madurar, os lo doy, se llama Netscape. Cuando lo intentó fué tarde y así anda ahora, maduro - más bien anciano - y quemado.

La otra es comentaros que eBay realmente fué en su momento una empresa genial y divertida, donde la gente iba a trabajar con gusto y pese a trabajar como cosacos, te lo pasabas estupendamente, se hacían muchas cosas no relacionadas con el trabajo y sí con pasarlo bien, y en resúmen, con muy pocas cosas que envidiar (si es que hay alguna) a las florituras de las que hoy presumen algunas otras empresas de aquí del Silicon Valley. Es posible que en algunos aspectos hoy eBay siga siendo un sitio divertido en el que trabajar (dinero desde luego tiene para permitirselo), pero hay algo que hoy es imposible que tenga: por aquel entonces trabajabamos para que la empresa triunfase (creo que lo conseguimos). Hoy, e incluso en el momento en que me fuí , la gente acude a ella porque ha triunfado. Gran diferencia.

Blog alojado en ZoomBlog.com