El Blog

 
 

Calendario

<<   Agosto 2005  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Últimos comentarios

Categorías

Agosto del 2005

Necesito 10 millones de dólares ¿y tú?

Por RBA. - 30 de Agosto, 2005, 11:22, Categoría: Silicon Valley

Estos últimos días los que hayáis estado leyendo mi blog, habreis visto que he mencionado un par de veces la conocida Sand Hill Road. Y aunque a algunos les sobre con eso, otros estarán quizás preguntándose ¿conocida?

Por lo que en lugar de ponerme a hablar de las empresas de siempre, o de dar mis opiniones sobre éste o aquel tema, voy a hablar brevemente sobre esta avenida, y más concretamente la parte que va desde la autopista 280 hasta la avenida Santa Cruz. (el enlace os lleva a la imágen de satélite de esta parte de la Sand Hill Road), que seguro resulta muy, ejem, educativo :-)

Si veis la imagen de satélite, en principio no observareis nada en particular. Y de hecho, si pasais por la avenida en coche, posiblemente tampoco noteis nada raro. Yo he pasado por ahí en coche más de cien veces, y las 50 primeras me quedaba igual que estaba, y las otras 50 pues como que también :-)

Al sur vereis una especie de complejo con edificios y una especie de línea blanca que se extiende hacia la izquierda. Si arrastráis el mapa para que muestre más de esa línea blanca vereis que sigue, y sigue, y sigue... Es el Stanford Linear Accelerator Center, un centro que pertence, cómo no, a la Universidad de Stanford, en el que se dedican a lanzar electrones por un tubo de unos tres kilómetros de largo, y a realizar ensaladas plagadas de partículas, fotones, neutrones y física cuántica. Todo un lujo para el que le vayan estos temas.

Si por el contrario, arrastrais el mapa un par de veces para que muestre la parte de la derecha hasta ver Lake Lagunita, la Universidad de Stanford es todo lo que queda por encima, izquieda y derecha de la susodicha lagunita (aparentemente seca cuando echaron la foto).

Volvamos ahora al punto donde empezamos el paseo por la Sand Hill Road. Si al sur teníamos el Stanford Linear Accelerator Center, lo que queda al norte es bastante más interesante - bueno, depende siempre a quién preguntes. Los diferentes edificios que se pueden divisar - solo los que caen lindando directamente con la avenida y de los cuales pues solo se ven los tejados y si acaso, las zonas para aparcar, y que si haces zoom y te fijas, no suelen dar directamente a la calle sino que suele haber arbolitos por enmedio - es la mayor conglomeración de empresas de capital riesgo de todos los Estados Unidos y posiblemente del mundo entero.

En esos edificios han encontrado financiación prácticamente el 90% de las grandes empresas de Internet norteamericanas que puedas conocer. Hablar de Yahoo, eBay, Oracle, Sun, Google, es casi un tópico. Hay muchísimas más, no solo de Internet, sino de tecnología, hadrware, software, semiconductores, farmacéuticas y un largo etc.

Si el mundo del capital riesgo (VC o Venture Capital en inglés) no es algo que vaya contigo, pues igual la cosa no tiene mayor interés. Por otro lado, si eres un genio, tienes una gran idea, quieres ser el próximo Google, o qué narices, te parece bien conformarte con algo menos glamoroso pero igualmente genial o simplemente que funcione, aquí está la gente que, o te lo dará todo, o no te dará nada. Patearse la Sand Hill Road es ya casi una tradición en el mundo de los emprendedores de tecnología, así como de algunos geeks. Pateando la Sand Hill Road te encuentras con nombres como TVI, Lightspeed, Mayfield, Benchmark, Kleiner Perkins Caufield & Byers, Sequoia Capital, Battery Ventures y un larguísimo etc. que pueden decirte mucho o no decirte nada. Por otra parte, si no te dicen nada o más bien poco, considera al menos que si estos nombres no hubiesen existido, aunque posiblemente el dinero habría llegado de alguna otra parte, la historia de cómo se financiaron inicialmente las empresas que hoy gobiernan qué hacemos y cómo usamos Internet, sería radicalmente diferente.

Casi todos conocemos la historia de como Andy Bechtolsheim le dió a los fundadores de Google un cheque por valor de $100,000, considerado como la inversión inicial en Google, pero fué un año después cuando Sequoia y Kleiner Perkins Caufield & Byers decidieron invertir 25 millones de dólares en la empresa cuando ésta realmente despegó. O la no tan conocida historia de cómo Pierre Omidyar, el creador de eBay visitó dos veces a Bob Kagle - el fundador de Benchmark Capital - buscando capital para su idea de un sitio de subastas, y dos veces fué rechazado, hasta que a la tercerá Bob dijo ¡vale! ¿He mencionado que Kagle fué igualmente crítico para la fundación de Yahoo? Bueno, historias las hay a miles. Al final pasa que solo conocemos las que tienen éxito, pero desde luego, si las paredes de los edificios de la Sand Hill Road pudiesen hablar, iban a contar historias muy interesantes.

Y nada más. Si quieres intentar ser el próximo Larry Page, Jerry Yang, Omidyar, etc. no tienes más que decirmelo, y te prometo un interesantísimo tour por esta avenida ya en los límites de lo que se conoce como Silicon Valley. Tres condiciones: que tu proyecto hable inglés, que la inversión mímima sea de al menos medio millón de dólares (si puede ser uno o dos, mejor) y que me dejes participar :-) y si la cosa promete, te garantizo presentar tu plan al menos a tres de estas empresas. No es algo que te pueda ofrecer cualquiera, ni penseis que la Sand Hill Road se patea llamando a las puertas y preguntando (hay que conocer a gente) aunque por supuesto incluso teniendo los contactos adecuados el éxito no está asegurado. Ah, y si no vives por esta zona, lo siento pero el billete de avión te lo tienes que pagar tú :-)

PS: Si quereis que de vez en cuando envíe artículos menos relacionados con opiniones o noticias de tecnología y más sobre la vida por aquí en el valle de Santa Clara (vale, el Silicon Valley, para entendernos :-), no teneis más que dejar un comentario avisando. Si por el contrario no os interesa, pues me lo decís igualmente. Lo que prometo es que BDSV no se convertirá en un blog tipo Kirai (aunque ahora el menda regresa a España, oh oh... :-) porque no es mi estilo.

En cualquier caso, como pronto espero ofrecer en Zoomblog sindicación en base a categorías - no solo de todo el blog - y este tipo de artículos acabarían en una categoría que acabo de crear (Silicon Valley), pues si me dá por ahí, siempre podreis sindicar solo aquellas categorías que os interesen :-)

Y por favor, quiero una cuenta para YahooGroups, otra para Yahoo 360, otra para MyWeb2.0, otra...

Por RBA. - 30 de Agosto, 2005, 8:11, Categoría: General

Yahoo! anunció recientemente a través de su FAQ que usuarios que crearon su cuenta en Flickr antes del 15 de Agosto, necesitarán integrar su cuenta en Flickr con una en Yahoo, y a partír de entonces usar su "Yahoo ID" para acceder a Flickr. Y para el 2006 aquellos usuarios de Flickr que no hayan integrado su cuenta con una en Yahoo, se les pedirá que lo hagan para poder continuar usando Flickr.

¿Ves el escándalo por alguna parte? Algunas personas sí lo ven. Yo, que soy algo más práctico y que no tengo manías concretas contra la empresa de Sunnyvale (el pueblo donde vivo, por cierto), no me sorprende mucho, y realmente no me quita el sueño.

Cuando Google adquirió Picasa - un servicio parecido a Flickr pero con menos gancho - uno de los primeros requisitos que impuso fué que quien quiera usar Picasa necesitará una cuenta en Google (esas cuentas que uno todavía no tiene muy claro a qué servicios le deja acceder dentro de Google), incluyendo por supuesto a todos los miembros de la no demasiado grande comunidad ya existente en Picasa, y la cosa se vió como lo más normal del mundo. Tan normal que no se enteró nadie, y ya sabemos todos que cualquier cosa que hace Google se convierte en notición, con lo que si algo que hace Google pasa desapercibido, debe considerarse como lo más intrascendente del mundo.

Sin ambargo, el que Flickr te pida una cuenta en Yahoo ha hecho que algunos individuos empiecen a armar ruido como si fuese ésto el principio del apocalipsis. ¿Usar un "Yahoo ID" para acceder a Flickr? ¡Me largo, olvidaos de mí! ¡Esto es una mierda! ¡Yo nunca pedí un Yahoo ID! y cosas así...

Los seres humanos nos dejamos llevar por las marcas y la percepción. Somos un "objeto" interesantísimo de estudiar. Dá igual que Flickr continúe ofreciendo un servicio excelente; dá igual que de hecho, desde que lo adquirió Yahoo, el servicio haya mejorado (lo ha hecho); ya sabíamos que Yahoo había comprado Flickr pero no nos terminaba de molestar: estabamos ya usando un servicio de Yahoo. Pero la pseudo-identidad, el sentido de pertenecer a algo no se veía afectado.

Y es que el motivo de estas quejas no tiene absolutamente nada que ver con el hecho de que uno necesite acceder a su cuenta con su "Yahoo ID" en lugar de su "Flickr ID". Eso, a fín de cuentas, no deja de ser un proceso prácticamente incoloro. Si a alguien realmente le importa usar un ID u otro por el mero hecho de tener que usar un ID diferente, que se pase por el psicólogo...

Es la marca, la identidad, el pasar de ser un "usuario de Flickr" a ser un "usuario de Yahoo" lo que afecta las pobrecitas mentes de los "afectados". Como usuarios de Flickr se veían identificados con algo que consideraban de valor. Como usuarios de Yahoo, se ven como un vulgar borrego. Obviamente los que piensan así son los que ven a Yahoo como un redil.

¿Qué habría pasado si en lugar de Yahoo hubiese sido Google el que hubiese adquirido Flickr y ahora te obligue a crear/integrar tu cuenta en Flickr con tu cuenta en Google? Posiblemente no pasaría mucho. ¿Por qué? Porque en líneas generales, ser "usuario de Google" no es identificado con ser un borrego... todavía. Pero técnicamente, socialmente, etc-mente sería lo mismo. Símplemente que a algunas empresas no le perdonamos una, y a otras se lo perdonamos todo, o si acaso, ni siquiera vemos que haya nada que perdonar.

En mi modesta opinión, Yahoo debería de haber dejado las cosas como están durante algo más de tiempo. No porque me moleste lo que han hecho sino porque de haber dejado a Flickr como "A Yahoo company", no veo el perjucio a Yahoo. 

Y sin embargo, curiosamente, cuando hablamos de Google, nos quejamos de que no ofrezca mayor integración con su abanico de servicios. Es que la cosa tiene gracia. Nos quejamos porque uno integra nuevos servicios, y a la vez porque otro no lo hace. ¿En qué quedamos?


¿Está usted seguro de que Google copiará mi proyecto de una lavadora con acceso a Internet?

Por RBA. - 27 de Agosto, 2005, 13:40, Categoría: General

Esta semana, el New York Times ha sacado un artículo que, entre otras cosas, comenta que Google está afectando la creación de nuevas empresas de tecnología o startups en el Silicon Valley (o en cualquier otra parte supongo) y consecuentemente afectando la salida de nuevos productos y servicios innovadores, debido a que las empresas de capital riesgo empiezan preguntando "¿Y por qué no podría Google sacar eso que tú quieres hacer?"

Vamos a ver...

  • A finales de los 90 todo valía, y las empresas de capital riesgo echaban dinero a todo aquello que acabase en .com

  • Tras el batacazo de las punto-com, las empresas de capital riesgo no invertían ni un dólar en empresas que acabasen en .com salvo que se les presentase un plan de negocios que demostrase contundentemente que iban a generar millones de dólares en beneficios.

  • ¿Y ahora nos dicen que solo van a invertir en proyectos en los que Google no pudiera estar interesado?
Vamos a ver, que esto me suena a locura. Se entiende claramente que una de las cosas que una empresa de capital riesgo mira con lupa es el panorama competitivo, el competitive landscape que le dicen. Pero yo pienso que si alguien puede afectar la salida de startups no es Google sino las cabecitas pensantes que dirigen estas empresas de capital riesgo por pensar así.

¿Acaso cren que Google piensa ofrecer todo lo que existe y todo lo que vaya a existir? ¿No ha sido Google quien ha entrado en muchas áreas, no mediante la creación in-house sino mediante la compra de empresas como Blogger, Picasa, KeyHole, Applied Semantics, Dodgeball y tantas otras? (ser adquirido por cierto puede llegar a ser muy lucrativo para los inversores iniciales). ¿Dónde estarían los Skypes o los Flickrs del mundo si los que invirtieron en esas empresas - y ejemplos hay muchos más - hubiesen pensado como ustedes?

Yo la respuesta a esa pregunta la respondo precisamente usando la filosofía de Google (bueno, no la actual sino la que tenía antes): Dedícate a una cosa, y hazla rematadamente bien. Ahora Google está diversificándose mucho y además muy rápido, y aunque muchos de sus servicios ofrecen una calidad muy muy buena, ya mismo se observan fallos en algunas de las áreas en las que ha intentado entrar, y ha fallado precisamente por caer en el error que no cometió cuando se convirtió en el destino de la mayoría de internautas para realizar búsquedas: no ser el mejor en un área en concreto.

Por ejemplo, Froggle se divisaba como una máquina que iba a colocar a los eBay, Amazon y Yahoos a un segundo plano, y el resultado - al menos por ahora - es un auténtico desastre; Google Groups 2 iba a acabar con YahooGroups, y lo cierto es que ni a nosotros en eListas nos ha afectado; Picasa/Hello no deja de ser un programa que sencillamente hoy no puede competir con Flickr e incluso es bastante más pobre que el iPhoto de Apple; y así una buena lista de ejemplos donde, pese a la gigantesca fuerza que tiene su marca, pese a poder exponer sus servicios a millones y millones de personas casi sin esfuerzo, en esas y otras áreas ha fracasado por no haberlo hecho mejor que otros.

Por tanto yo le diría a los señores que manejan esos fondos tan tremendos de capital riesgo que sigan contemplando y analizando el panorama competitivo de cuantos proyectos aterricen en sus mesas, pero que si van a rechazar proyectos básicamente "porque técnicamente Google podría sacar otro parecido", esas seran las empresas de capital riesgo que se perderán no solo la próxima empresa adquirida por alguno de los grandes, sino también el próximo Microsoft, el próximo Yahoo y el próximo Google. Curiosamente, luego se quedan tan a gusto invirtiendo 20 millones en Friendster o en Plaxo.



Y si cumples el proyecto a tiempo, me rapo al cero

Por RBA. - 27 de Agosto, 2005, 11:35, Categoría: General

 
 De antro a ésto (y mucho más)
 
Algunos sabeis que, después de dejar Netscape, trabajé para eBay durante unos dos años y medio. Si trabajar en Netscape fué una experiencia tremenda, hacer lo propio en eBay, profesionalmente me aportó muchísimo más. Entré a trabajar en eBay cuando la  empresa apenas tenía 150 empleados (si es que llegaba), en unas oficinas tremendamente cutres en San José (la capital del Silicon Valley, dicen, y con un alcalde latino por cierto), y me fuí en el 2001 cuando la empresa contaba ya con más de 3.000 empleados, presencia en varios paises, y un campus (en el mismo sitio donde estaban aquellas cutres oficinas) de varios edificios, logos flamante a las múltiples entradas a sus edificios, vigilantes por todas partes en el parking (perdón, los parkings), etc.

¿Qué pasó durante esos dos años y medio? Muchísimas cosas. Tantas que es imposible - y algunas quizás no conveniente - contarlas todas. Mi trabajo inicial consistió en coger todo el código de eBay e internacionalizarlo para que pudiesen lanzar el sitio en varios idiomas, cosa que hicimos entre dos personas en unos 4 meses y que posteriormente bien que aprovechamos cuando adquirimos iBazar. Pero eso no es importante :-)

Quizás de lo más curioso fué ver cómo la empresa pasó de ser una pura startup a un auténtico monstruo. De conocer a casi todo el mundo dentro de la empresa, a no conocer a casi nadie. De tener reuniones semanales donde nos reuníamos representantes de todos los departamentos con los VPs y Meg (CEO), a tenerlas prácticamente solo con tu equipo. De ver a una VP dar volteretas - literalmente - delante de tu equipo por haber completado un proyecto, a ver a un nuevo VP limitarse a preguntar a 40 personas el "quien soy y qué hago" sin que realmente le importe un pimiento. De que tu jefe compre (con dinero de la empresa, claro) e instale una máquina de pinball en la salita de descanso (que por cierto luego me animó a comprarme yo esta otra) o a teñirse el pelo de azul por haber completado otro proyecto a tiempo, a tener una jefa que procura gastar cuanto menos posible para quedar mejor ella con sus jefes. Y puedo seguir pero en resúmen, de pasar de ser una empresa cojonuda donde daba gusto ir a trabajar, a una empresa donde la principal motivación es el cheque que te llega a final de mes y esperar a que las acciones sigan subiendo.

Y es que, aunque en España eBay llegó cuando era ya una "empresota" y en America Latina realmente nunca llegó ya que lo hizo disimuladamente participando en MercadoLibre, entre el 2000 y el 2001 eBay era la empresa de Silicon Valley. Por aquel entonces Google era casi un desconocido, Yahoo estaba aguantando el chaparrón de la caída de la burbuja de las punto-com al igual que Amazon (que no es una empresa de aquí sino de Seattle) y en cuanto al resto de empresas de Internet,  pues estaban casi todas cayendo como moscas. Pero eBay no era solo la empresa estrella sino que su cultura era igualmente joven y alegre. No llegaba a la locura que fué Netscape (ya hablaré de eso otro día) pero definitivamente proporcionaba un entorno de trabajo divertido, agradecido y que recompensaba bien a sus empleados de muchas maneras (no solo con acciones o buenas pagas, que también lo hacía). Los comentarios que hacía antes os dan una idea. ¿O es que conoces a alguien que haya trabajado en una empresa donde un VP se ponga a dar volteretas delante de tu equipo? ¡Ah!

Con este artículo pretendo resaltar tan solo dos cosas. Una, todas las empresas que alcanzan un enorme éxito  maduran, y cuando lo hacen, esa aura mágica que tuvieron durante su ascensión, aunque no desaparezca necesariamente por completo, cambia. El que sueñe con que su empresa de Internet favorita hoy se va a comportar siempre como un quinceañero se equivoca. Aparte, es que de hacerlo, caería. Si quereis un ejemplo de empresa que nunca llegó a madurar, os lo doy, se llama Netscape. Cuando lo intentó fué tarde y así anda ahora, maduro - más bien anciano - y quemado.

La otra es comentaros que eBay realmente fué en su momento una empresa genial y divertida, donde la gente iba a trabajar con gusto y pese a trabajar como cosacos, te lo pasabas estupendamente, se hacían muchas cosas no relacionadas con el trabajo y sí con pasarlo bien, y en resúmen, con muy pocas cosas que envidiar (si es que hay alguna) a las florituras de las que hoy presumen algunas otras empresas de aquí del Silicon Valley. Es posible que en algunos aspectos hoy eBay siga siendo un sitio divertido en el que trabajar (dinero desde luego tiene para permitirselo), pero hay algo que hoy es imposible que tenga: por aquel entonces trabajabamos para que la empresa triunfase (creo que lo conseguimos). Hoy, e incluso en el momento en que me fuí , la gente acude a ella porque ha triunfado. Gran diferencia.

Sergey: El que puso eso del chat fué Larry, a mí dejadme en paz

Por RBA. - 26 de Agosto, 2005, 9:29, Categoría: General

Me parece que no se ha enterado nadie todavía. Debe ser que la gente anda tan felíz con el nuevo IM de Google que no caen en otras cosillas más triviales.

¿Que de qué hablo? Pues de que tras más de cuatro años sin tocar su página  Nuestra filosofía, Google, posiblemente en las últimas horas, no solo ha modificado dicha página sino que ha colocado una nota al pié de la misma cuanto menos curiosa, y desde luego, necesaria (yo personalmente cambiaría además muchas otras cosas). La nota se refiere al cambio realizado a la "cosa" número dos, titulada "Lo mejor es hacer una sola cosa, realmente bien". Aquí os ofrezco una traducción libre de esa notita a pié de página:

Cuando escribimos esto de "las 10 cosas" hace cuatro años, incluímos la frase "Google no ofrece horóscopos, consejos financieros o chat". Conforme ha pasado el tiempo hemos expandido nuestra visión respecto del rango de servicios que podemos ofrecer -- buscar en la web por ejemplo, no es la única manera en la que la gente accede o usa información -- y productos que entonces considerabamos que no ofreceríamos, ahora son una pieza clave en nuestro repertorio de servicios. Esto no significa que hayamos cambiado nuestra misión principal: sencillamente que conforme viajamos más lejos en nuestro intento de alcanzar nuestra meta, aparecen con más claridad esos objetos borrosos en el horizonte (para ser reemplazados por supuesto por más objetos borrosos).

Aparentemente, Google usa gafas y hay que cambiarle la receta cada cierto tiempo, porque eso de los objetos borrosos me ha llegado al alma :-) Bueno, pues aquí esperaré hasta poder leer mi horóscopo en Google. Aunque... ¿no se puede hacer eso ya con el GDesktop?

Otros mensajes en Agosto del 2005

Blog alojado en ZoomBlog.com